Cómo tener un border collie y no morir en el intento

Consejos para tener un border collie feliz y equilibrado

Después del artículo que publicamos hace unos meses sobre el border collie, llamado El border collie “off the record”, seguimos ahondando más en el comportamiento de esta raza para poder tener un border collie y no morir en el intento. Para ello, es necesario conocer la raza y para qué fue diseñada: para pastorear.

Los que tenemos o hemos tenido un border collie sabemos que es un perro muy sensible, tanto en el aspecto físico como en el emocional. Respecto a la sensibilidad física, podemos decir que es una raza muy de vista con una gran sensibilidad al movimiento y que no suele ser muy entusiasta de determinadas manipulaciones invasivas. Respecto a la sensibilidad emocional, es frecuente que algunos border collies se muestren inseguros o desconfiados ante personas y perros desconocidos e incluso ante objetos nuevos. En estos casos, hay que vigilar que no tengan malas experiencias para que no desarrollen problemas de ansiedad o miedo.

Uno de los principales rasgos del border collie es su sensibilidad.

Obviamente cada perro es diferente y habrá border collies más impulsivos, confiados o “brutos” que no encajarán en esta descripción, ya que la educación que reciben los perros tiene una gran influencia en su carácter, pero genéticamente sí que existen tendencias comportamentales. Sin embargo, muchos problemas de comportamiento surgen porque de manera inconsciente no se respetan las necesidades y características concretas del animal y de la raza en general.

A continuación te explicamos los principales puntos que debes tener en cuenta para tener un border collie feliz y equilibrado.

 

  • Proporciónale estabilidad

Por norma general, los border collies son poco tolerantes a los cambios y, cuando hay alguna situación que no pueden controlar, se estresan fácilmente. Esto sucede, entre otras razones, porque los perros pastores suelen vivir en ambientes bastante estables y tranquilos, alejados del caos de la ciudad (tráfico, ruidos, aglomeraciones, etc.), junto a las ovejas y su familia, y como mucho junto a algún otro animal. Por tanto, normalmente no tienen que hacer frente a grandes cambios.

Ten en cuenta que los cambios significativos en vuestra estructura familiar, en vuestro día a día o en las relaciones entre él y otros animales pueden causarle estrés y alterar su comportamiento. Esto no significa que siempre debas seguir una rutina estricta (de hecho, si desde pequeño acostumbras a tu perro a tolerar pequeñas variaciones en la rutina, de adulto aceptará mejor los cambios), pero cuando tenga que hacer frente a un cambio importante, es mejor que lo acostumbres paulatinamente. Por ejemplo, si quieres adoptar a otro perro o a un gato, te aconsejamos que te tomes el tiempo necesario en hacer una buena presentación. Más adelante escribiremos un artículo sobre este tema.

Border Collie Blanco y negro

 

  • Conoce y respeta su temperamento sensible

Es una raza muy sensible al movimiento y a los ruidos, ya que su función es controlar y dirigir el rebaño, de manera que una de las conductas que suele desarrollar es la de acechar y perseguir objetos en movimiento, como coches, motos, bicis, patinetes, etc. Debemos reconducir esta conducta urgentemente, ya que pone en riesgo la vida del animal (imagínate que tu perro sale disparado para perseguir una moto y cruza la carretera…). Otra conducta frecuente es la de hipervigilancia, es decir, la de estar demasiado pendiente del entorno y querer controlarlo todo.

Si tu perro tiene alguno de estos problemas, te animamos a buscar asesoramiento de un educador canino, pero como medidas generales te recomendamos lo siguiente:

  • Anticípate a tu perro: distráelo antes de que tenga lugar el comportamiento. Puedes llamarlo por el nombre si responde bien, pedirle que haga algún comportamiento que tenga muy aprendido o guiarlo con un trozo de comida.
  • Controla y rebaja el estrés: puede ser que el perro ya salga a la calle estresado o excitado y que cualquier movimiento brusco o ruido fuerte le haga reaccionar de manera reactiva, por lo que antes del paseo deberemos evitar realizar cualquier actividad que lo altere. Hay perros que se ponen a mil con el simple hecho de ponerles el arnés o el collar, de forma que habrá que trabajar para que esta tarea sea lo más calmada posible.
  • Realiza juegos de olfato o de estimulación mental antes del paseo: en línea con el punto anterior, si tu perro sale nervioso a la calle, te recomendamosque realices juegos de olfato (como esconderle chuches) o de estimulación mental (como juegos interactivos o ejercicios de autocontrol) para que se relaje un poco y salga más tranquilo.

Border Collie olfato

Insistimos en la necesidad de solicitar la ayuda de un educador canino profesional que te ayude a identificar el motivo por cual el perro tiene este comportamiento (hay varias causas, como excitación, miedo, aburrimiento, falta de estimulación mental, etc.) y que establezca un tratamiento personalizado en función de qué lo desencadena.

  • Ten cuidado con la sobrexcitación
También te puede interesar:  Las modas y las razas

Seguro que has oído mil veces que el border collie es un perro de trabajo y que debes darle mucha caña para cansarlo, de manera que acabas haciendo todas las actividades físicas que se te ocurren: lo apuntas a Agility, sales a correr con él, juegas a tirarle la pelota hasta el agotamiento, hacéis paseos en bici y un largo etcétera de actividades excitantes. Con todo ello, lo que consigues es tener un perro sobreexcitado al que has entrenado como a un deportista de élite y que cada vez necesita más deporte y actividad para estar satisfecho. Esta sobrexcitación y este exceso de actividad son una bomba de relojería que puede estallar en graves problemas de conducta.

Para no llegar a este extremo, a parte de la rutina diaria de paseos, lo ideal es hacer ejercicio moderado 2 o 3 veces por semana (por ejemplo, hacer una buena excursión a la montaña el fin de semana o hacer sesiones de juego estructurado con mordedor) y juegos de olfato o de inteligencia que lo estimulen también mentalmente (¡se cansará más de lo que imaginas!). Un poco de actividad física al día es importante, pero generalmente es suficiente con darle todos los días paseos estimulantes y variados, dejarle un rato para correr y explorar a su aire sin correa o permitirle jugar, ya sea con otros perros o con nosotros.

Hay algunas disciplinas de trabajo en las que se necesita una determinada dosis de impulsividad y potencia para que realice tareas concretas, pero estas actividades deben gestionarse y canalizarse correctamente para que no se conviertan en una fuente de problemas. Si practicas alguna actividad canina que le gusta, primero enséñale que debe estar tranquilo si quiere llegar a hacer ese ejercicio. No es necesario poner al perro como una moto para que aprenda una nueva conducta o rinda bien, ya que este estado es contraproducente para su salud física y mental. Por ejemplo, si haces Agility y tu perro se pone frenético en los entrenos, no lo dejes entrenar hasta que se relaje un poco.

 

  • Fomenta la tranquilidad y la calma

Un perro pastor normalmente descansa en un lugar tranquilo y sin demasiados estímulos una vez ha terminado su trabajo.

Asegúrate de que tu perro dispone de una zona segura y tranquila donde poder descansar cuando lo necesite, especialmente después de pasear por la calle y de haber tenido contacto con muchos estímulos estresantes. De esta forma, sus niveles de adrenalina podrán volver a la normalidad.

Como indicamos en el punto anterior, no solo debemos evitar sobrexcitar a nuestro perro, sino que debemos ayudarlo a bajar de revoluciones. Esto pasa por no permitirle que realice ninguna actividad si su estado de ánimo está pasado de vueltas (por ejemplo, si ladra o lloriquea porque quiere jugar con nosotros con el mordedor, en ese momento no jugaremos hasta que se tranquilice) y enseñarle que hay momentos en los que no se hace nada y que son para descansar.

En conclusión, para vivir en armonía con un border collie (y con cualquier perro en general) tienes que ser su referente, alguien que entienda su forma de ser y conozca sus instintos para asegurarte de que tenga cubiertas sus necesidades. Busca el equilibrio entre el ejercicio físico y el ejercicio mental, gánate su confianza, pasa tiempo de calidad con él, jugad juntos y anímale a recurrir a ti para que lo guíes cuando tenga miedo o se sienta inseguro.

También te puede interesar

Deja un comentario